A pocos días de cumplirse un año de la comercialización de Internet por datos móviles en la isla, Revoltillo ofrece sus valoraciones sobre el tema.

El 6 de diciembre de 2018 es recordado como un día de alabanzas en Cuba. No es una fecha sagrada, ni ocurrió el nacimiento de un nuevo Santo: por primera vez los cubanos se conectaban a Internet mediante el uso de datos móviles en sus celulares. Y, aunque meses atrás se habían realizado pruebas más que fallidas, desde entonces los usuarios tienen la posibilidad de estar conectado al mundo desde la comodidad de su terminal, amén de los altos y bajos en la estabilidad de la conexión.

No obstante, desde hace algunos años, una minoría en la isla se abría puertas a la conexión en la red de redes a través de zonas wifi habilitadas por el estado desde 2015 y que suman 1427 hasta la fecha, distribuidas en todos los municipios de la isla; las 680 salas de navegación; las más de 2 millones de cuentas permanentes Nauta o los 42 mil enlaces de conectividad a empresas y centros de educación que le permitían interactuar con la www a 5,9 millones de internautas cubanos.

Durante el 2019, se desplegaron por el país 1255 radiobases de Tercera Generación (3G) y 94 de la Cuarta Generación (4G), para una cobertura poblacional del 85,5% y una cobertura territorial del 75,3%, cifra que persigue sostener el alto tráfico de datos que se generan las 24 horas desde todos los puntos de la geografía nacional.

Y aunque los directivos de la empresa estatal de comunicaciones no son asiduos a ofrecer estadísticas sobre recaudaciones, la cuenta de Twitter de OPSalomón, funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) recogía el pasado mes de enero que “En apenas 40 días más de 1,8 millones de usuarios de Internet en el móvil”, dato publicado tras una reunión con ejecutivos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA) en La Habana. Ello representaría el 32,7% de las líneas celulares activadas hasta entonces.

Más tarde, el 28 de junio (seis meses luego de puesto en marcha el internet en los celulares) el Director de la Central de Servicios Móviles Frank Pavón Carbonell, posteó en su cuenta de la referida red social que hasta esa fecha se habían comercializado 13.5 millones de paquetes, lo que se traduce a una ganancia de casi 100 millones de dólares, si tenemos en cuenta que solo hubiesen sido del paquete más económico.

Es necesario recordar que actualmente en Cuba conviven tres generaciones tecnológicas: 2G, 3G y 4G, esta última con presencia en varios municipios de La Habana y cabeceras provinciales, con excepción de Cienfuegos y el municipio especial Isla de la Juventud. ETECSA proyecta un despliegue de manera progresiva en los territorios que aún no cuentan con esta infraestructura, así como en los principales polos económicos del país.

LA FELICIDAD NUNCA ES COMPLETA

El acceso a Internet desde Cuba mediante los datos móviles ya es una realidad, sin embargo, la mayor preocupación entre los usuarios de la isla es con respecto a los precios, totalmente disparatados si tenemos en cuenta el ingreso promedio de un trabajador en la isla. Como mínimo se necesitan 7cuc para disfrutar de 600mb que, sabemos y en la concreta se van como agua.

A días de cumplirse un año de la puesta en marcha del servicio de internet por datos móviles en Cuba, fueron anunciados tres nuevas ofertas para quienes gozan el privilegio de la 4G o LTE. Nuevamente con precios de escándalo, estos usuarios “VIP” tienen la oportunidad de hacer uso de 6.5Gb por el costo de 35cuc y de 10Gb por el precio de 45cuc. Asimismo, pueden comprar una Bolsa Diaria de 150 Mb por el monto de 1.00 CUC.

Por el momento, el cubano “de a pie” sigue a la espera de nuevas tarifas que le permitan un mayor y mejor uso de la red de redes. ETECSA continúa prometiendo paquetes más asequibles en cuanto a precio y volumen de datos, sin embargo, la espera (tornándose eterna) continúa.